Conocimientos del Rromanès

En primer lugar, quiero decir que yo no hablo rromanès. De hecho estoy en pleno proceso de aprendizaje, que como decía antes, me estoy buscando la vida por mi cuenta.
Tan sólo conozco las frases más elementales como Salud y Libertad, y algunas expresiones aprendidas con mis prhalas (hermanos en rromanès) europeos.
Si buscáis por Internet, podréis encontrar un sinfín de páginas relacionadas con el rromanès y el kaló, pero si buscáis un diccionario o un manual que te enseñe a hablar el rromanès en mil palabras como los cursos CCColvídate.
Este blog no pretende ser ningún manual de conversación ni ningún diccionario del rromanès.
Tan sólo pretendo aunar esfuerzos entre todos para que aportemos cosas de nuestros conocimientos (sean muchos o pocos) del rromanès.
En España se que es difícil encontrar gitanos o gitanas que hablen y conozcan casi a la perfección el rromanès, de hecho, ahora sólo me viene a la cabeza el nombre de Nicolás Jimenez (el Nico), sociólogo y uno de los mayores expertos en rromanès no solo de España, sino de Europa.
A nivel individual la verdad es que aprender rromanès no es demasiado fácil, aunque tampoco muy complicado. Me explico: uno puede utilizar diccionarios, manuales de conversación o buscar en Internet palabras, traducciones etc.
Y así pues mira, puedes aprender algo, pero luego, ¿con quien lo practicas?
¿Cómo sabes que tu pronunciación es la correcta?
Estas interrogantes podrían ser resueltas a través de cursos y demás historias, pero claro, no es sencillo encontrar los profesores y aún encontrándolos, pocos serían los que hablaran rromanés y español.
Me contaba mi hermano que allá por los años 90 Marcel Courthiades, investigador en el Instituto de estudios de Rromani, en la Universidad de París, organizaba escuelas de verano de rromanès en Montpellier. Al conocer a “kako Marcel” (tío Marcel) le pregunté si sería posible organizar nuevas escuelas de rromanès, a lo que me contestó: “si consigues dinero para organizarlas, la hacemos”.
Así que queridos primos y primas (o phrala y pen) de España y de cualquier país donde haya gitanos, hagamos un esfuerzo entre todos, colaboremos, aportemos cosas para aprender rromanés.
Desde aquí, desde este blog, intentaré publicar todo lo que yo mismo vaya aprendiendo de la romanì chib e iré publicando enlaces a páginas donde se hagan referencias al rromanès y donde podamos encontrar cosas interesantes para nuestro aprendizaje.
Quien sabe, a lo mejor un día, este blog aparece escrito íntegramente en rromanès
Devlesa rromalen!!

La Romani chîb

Después de muchos intentos fallidos por querer aprender y siempre quedarme a medias, y aprovechando “las nuevas tecnologías”, he decidido buscarme la vida por mi mismo. Me refiero al aprendizaje y conocimiento de la “Romani chîb“, o lengua de los gitanos.
Esta lengua para los gitanos españoles, a pesar de los muchos esfuerzos que se han realizado, sigue siendo una gran desconocida.
A través de los siglos, la opresión y castigo en España por el uso de nuestra lengua, a mermado dicho conocimiento.
De hecho, muchos gitanos y gitanas en España, desconocen que la lengua materna es el Rromanò, y que en España se habla (o se hablaba) una variante llamado kaló.
Ni siquiera, el kaló sobrevive a penas en nuestros días, se ha perdido a lo largo de los años, y ese desconocimiento a derivado en muchas palabras “inventadas”.
La mesuni, el cochuni, lo que tuvelas, y esos unos y unis que añadimos libremente. También desconocemos que muchas palabras que hoy usamos en castellano, se han adoptado del kaló y del rromanó en sus orígenes.
Jalar (comer).
Pinrel (pie).
Chaval (niño o joven).
Chalado (loco).
Chungo (malo, feo).
Currar/currelar (trabajar).
keli (casa).
endiñar (dar).
Gacho (no gitano).
Menda (yo)
Y un largo etcétera.
El kaló propiamente dicho, surgió tras la casi total desaparición del Rromanès en España allá por el siglo XVI. El kaló no se considera ni siquiera un dialecto puesto que no tiene su propia gramática, sino que ha sido una adaptación gramatical y ortográfica de varias lenguas, en este caso español y rromanès (este lío se llama pogadolecto).
Después de un interesante viaje a Estrasburgo (Francia) a un encuentro de Jóvenes Gitanos organizado por el FERYP (Forum European Roma Young People), conocí a un montón de gitanos y gitanas de muchos países europeos.
Y evidentemente… hablaban rromanès.
Pero también hay que decir que, al igual que el kaló, las lenguas o derivados que hablan en sus países también son adaptaciones a la propia lengua del país originario y demás evoluciones. Aunque el de Ucrania y el de Macedonia se entendían, no hablaban exactamente la misma lengua, ya que las variantes léxicas y gramaticales son distintas según el país de donde procedan.
Pero aún así, se entienden. ¿Por qué? porque su raíz es la misma, su origen es el mismo, y a pesar de la asimilación y de la absorción de las lenguas mayoritarias de los países de acogida, se ha mantenido una base que aún perdura en el tiempo. (y por muchos años).
Pero en España, por desgracia no.
Aunque habláramos en kaló con un gitano de Bulgaria, éste no nos podría entender a pesar de la similitud de muchos vocablos, entendiendo solo palabras sueltas.
Pero a pesar de este supuesto pesimismo, el esfuerzo a través de los años por muchos gitanos y gitanas por conservar, o mas bien recuperar nuestra lengua, hacen que esta se mantenga viva y con una evolución que no para.
Es más, a pesar de no ser una lengua oficial en ningún país, el Rromanés, en mayor o menor medida es la única lengua que se habla en todos los países de la Unión Europea, ya que gitanos, habitamos en todos sitios.